Cuando el talento se muestra, el mundo aplaude

El talento está en las personas, es una evidencia que cada uno de nosotros tratamos de descubrir nuestro talento y emplearlo en nuestra vida del mejor modo posible. Cada uno disponemos de unos dones que nos acompañan desde nuestro nacimiento y que tenemos que descubrir y desarrollar para poder ser felices en la vida como indica la cita de William Shakespeare que abre este artículo.

“No todos los dones son iguales
y que tampoco todos son reconocidos
por los demás en el mismo nivel”.

Esto explica que por ejemplo aquellas personas con talento que es muy demandado como los mejores futbolistas puedan ganarse la vida muy bien explotando sus cualidades. Sin embargo otros talentos como ser el mejor cirujano de una especialidad médica o el mejor músico con un instrumento, no tendrán el mismo reconocimiento económico porque el mercado no demanda sus talentos al mismo nivel que el de los futbolistas.

Sin embargo, estamos preparados para reconocer el talento y admirarlo… como se puede ver en este vídeo:

Ahora bien, ¿Cuánto cuesta encontrar el talento de cada uno? y ¿Cuánto desarrollarlo? Y ¿Cuántos consiguen que brille a su máximo esplendor?

Como bien afirma Albert Einstein en esta cita:

Para poder brillar y llegar a ser un “genio” en cualquier campo hay que aunar el talento con el trabajo. Ignoramos si la proporción que indica Einstein es literal pero puede servir perfectamente para ilustrarnos sobre la importancia del trabajo. El talento hay que pulirlo, ejercitarlo…. Trabajarlo. ¿Cuánto han entrenado y cuánto entrenan los mejores jugadores del fútbol como Ronaldo, Messi o Neymar para estar dónde están y valer lo que valen?, ¿Cuánto trabajo hay detrás de los éxitos de los mejores profesionales y volviendo a nuestro ejemplo, detrás de un gran cirujano o de un gran músico?

“Es un problema para las personas no descubrir
sus dones y talentos a tiempo para poderlos
enfocar a su desarrollo profesional”.

Lo mejor que puede ocurrirte es tener un trabajo alineado con tus dones naturales, que hará tu vida mejor, porque mejor será la persona que trabaje en algo que le guste, que le apasione y que esté vinculado a su talento innato.

Y aquí llegamos al segundo gran problema, como bien nos indica el ex – entrenador Bobby Knight:

Y es que… hay que prepararse para ganar y eso requiere de trabajo, trabajo y más trabajo. Cualquier disciplina en la que uno quiera brillar, requerirá de talento sí, pero de mucho trabajo y eso hay que enseñárselo a los jóvenes, como un valor fundamental en sus vidas. Es cierto que hoy el conocimiento fluye por internet y las redes sociales como nunca antes en la historia y eso facilita la difusión y el acceso al saber de un modo más barato y eficiente, pero siempre habrá que enseñar a trabajar a los jóvenes, a disciplinarse en sus estudios y entrenamientos para poder hacer crecer sus dones y progresar a su talento. Y en ese trabajo, siempre necesitaremos buenos maestros y tendremos que estarles agradecidos por su labor fundamental.

Iván Calvo Prieto
CEO & Founder
LAIL-ABN

Si te ha gustado, por favor, compártelo en tus redes sociales. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *